malecon olas kalo - Rehabilitarán malecón de La Habana para evitar inundaciones

Rehabilitarán malecón de La Habana para evitar inundaciones

El malecón de La Habana, uno de los espacios simbólicos de la capital cubana, va a ser rehabilitado para evitar las inundaciones ribereñas que afectan la zona y provocan daños materiales y ponen bajo riesgo la vida de sus vecinos.

Los trabajos empezarán en 2020 como una parte del plan gubernativo para el enfrentamiento al cambio climático, conocido como «Tarea Vida», conforme reporta la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Se trata de la materialización de un proyecto que desarrolla desde hace 30 años el Centro de Investigaciones Hidráulicas de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría, conforme explicó a la ACN el directivo del centro, Yoermes González.

El proyecto contempla 4 etapas, la primera de las que empezará el año próximo y también implica un cambio de la geometría del muro y de su elevación «hasta donde la arquitectura lo permita».

El mar Habana adentro

González explicó que la estructura actual del malecón habanero «no es suficientemente eficaz para desvanecer la energía de la ola, y por ende excede el muro y hace que entre mucho caudal de agua».

Su forma puede ser mejorada entonces con una curvatura que solventaría el inconveniente entre un 40 y 50 %, comentó González, quien apostilló que el proyecto está desarrollado con diferentes magnitudes y se va a aplicar en todo el malecón, desde la bahía de La Habana hasta La Chorrera.

La segunda etapa consiste en la colocación de terraplenes bajo el nivel del agua –conocidos como vermas– para reducir la fuerza del ataque de la ola, con lo que la solución llegaría hasta un 70 % más o menos.

Esa fase, de pacto con González, se desarrollará en los lugares en que sea preciso, puesto que hay zonas del litoral en que los arrecifes cumplen esta función de forma natural.

La tercera etapa, precisa la ACN, contemplaría la introducción de diques sumergidos, y en la cuarta por último se situarían elementos disipadores como los conocidos yaquis.

El directivo del Centro de Investigaciones Hidráulicas aseguró que si se aplican las 4 etapas el inconveniente de las inundaciones podría resolverse «en el orden de un 90 al 100 %», mientras que «el resto va a haber que solventarlo mejorando los sistemas de drenaje».

González afirmó que el tiempo que demore ejecutar el proyecto en su totalidad «dependerá de las capacidades edificantes del país», si bien confirmó que «debe tomar más de 5 años».

Además, explicó que recientes estudios prueban que el efecto del cambio climático en Cuba va a ser superior a lo que se había estimado hace unos años. Ello provocará que los ascensos del mar sean mayores a los ahora conocidos, lo que implica hallar soluciones para disminuir al mínimo sus efectos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

LO MAS NUEVO