INFORMACION
Next
Prev
0001566373 - España y Cuba, rumbo a unas relaciones ascendentes

España y Cuba, rumbo a unas relaciones ascendentes


Pedro Sánchez en La Habana Vieja (Foto Archivo)

LA HABANA, Cuba.- España comparte con Rusia y China el elevado nivel en las relaciones con el gobierno cubano, favorecido por las recientes medidas de Donald Trump que destrozan por una parte la repercusión de Estados Unidos en Cuba, conseguida por Barack Obama, y por otro lesionan al pueblo isleño. Las empresas norteamericanas retardarán en llegar a competir, mas las españolas temen invertir.

Las autoridades cubanas obvian las presiones de la Moncloa a Nicolás Maduro, y la acogida a Leopoldo López como huésped en la vivienda del embajador de España en Caracas, situaciones urgidas por la tensa situación económico-financiera.

La relevancia de la nación ibérica aumenta al encabezar el rechazo de la Unión Europea a la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton, instituido en la década del 90, en vigor desde este dos de mayo pasado. El Título III deja a los norteamericanos, incluyendo los cubanos nacionalizados, demandar ante cortes de ese país a las compañías que se favorecen de propiedades suyas o bien de su familia en la Isla, decomisadas por el gobierno de Fidel Castro tras 1959.

España ha sido el país convidado de honor en FITCuba 2019, que tiene sitio en La Habana desde el seis y hasta el 11 de mayo. Sin embargo, las negociaciones trascienden el acontecimiento turístico, previsto desde la edición anterior de la feria anual. María Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio, y Turismo dedicó el primero de los días a reunirse con el vicepresidente Ricardo Cabrizas, y también intervenir en el Foro de los empresarios españoles asentados en Cuba, o bien llegados para la ocasión, coauspiciado por los ministros de Económica y también Inversión Extranjera, y de Turismo. Cabrizas ratificó la voluntad de robustecer las relaciones económicas a través de la reactivación de la Comisión Intergubernamental y la firma del nuevo marco de asociación, base para la cooperación a dos bandas en los próximos cuatro años, conforme el noticiario de la T.V. cubana.

Los impagos de las deudas a corto plazo han de ser prioridad en las conversaciones, teniendo presente que se amontonan conforme se incrementa la falta de liquidez cubana. Muchas son pequeñas y medianas empresas (PYMES) las que resultan perjudicadas por esa situación, en tanto el gobierno cubano precisa nuevos créditos para seguir las importaciones. Este ha sido un tema recurrente, ya antes, a lo largo de y tras la visita de Estado de Pedro Sánchez, en el mes de noviembre de 2018, la primera de un jefe de gobierno de España en 32 años, si bien este no fue recibido por Raúl Castro.

Las empresas españolas no tienen muchas inversiones. Aunque nueve de las 10 esenciales cadenas hoteleras establecidas en Cuba son españolas, solo administran los hoteles propiedad del Estado cubano. España es el noveno transmisor de turistas; ocupa el primer sitio en el intercambio comercial con la Unión Europea, y el tercero a nivel global tras China y Venezuela. El ministro de Economía y también Inversión Extranjera afirmó en el Foro Empresarial que su ámbito medró siete% en 2018, lo que resulta significativo teniendo presente las moras de pago por la parte cubana. Posiblemente a esto se refirió Rodrigo Malmierca al reconocer la confianza probada por el empresariado de España y calificar de singulares las relaciones entre los dos países. Asimismo, convocó a explorar nuevas posibilidades, con inversiones en la industria farmacéutica, biotecnológica y los servicios médicos.

No se puede evitar que las condiciones son desfavorables a empezar las inversiones por la parte de las compañías españolas, teniendo presente las amenazas desde Washington, la precariedad de la economía cubana y la mínima capacidad de adquiere del Estado y la población. Las ventajas estarían en la fuerza de trabajo asequible y la localización geográfica para exportar. Pero el turismo ibérico sí seguirá incrementándose, para alimentar los nuevos hoteles con administración de Meliá, Iberostar y otros, en La Habana, Varadero y los polos en apogeo.

La Unión Europea notificó que activará sus medidas y recurrirá a la Organización Mundial del Comercio contra la medida de Trump, acción que había suspendido en 1996 cuando Clinton se comprometió a repasar la aplicación del Título III de la Ley Hemls-Burton cada 6 meses, lo que fue mantenido por los presidentes George W. Bush y Barack Obama. La Unión Europea, Canadá, México y Brasil emitieron legislaciones entonces que resguardan los intereses de sus ciudadanos. Canadá, por servirnos de un ejemplo, resguarda los intereses de los canadienses y también impide reconocer o bien ejecutar en Canadá resoluciones judiciales a consecuencia de la ley Helms-Burton. La legislación deja a sus ciudadanos “utilizar los tribunales canadienses para demandar a la persona que haya empezado una acción bajo la ley Helms-Burton, aun si el proceso no ha concluido”.

Muchos otros países se han pronunciado contrarios a la ley. Como resulta lógico, las coordinaciones al más alto nivel se efectúan entre los gobiernos de los países citados y el cubano. El proceso va a ser prolongado, mientras que, se van a poder desestimular las inversiones y otros emprendimientos en Cuba.

Los Reyes podrían efectuar la primera visita oficial en el mes de noviembre próximo, coincidiendo con el 500 aniversario de la fundación de La Habana, y pasar la página a los 3 decenios de hostilidad entre los pueblos, cubano y de España, derretidos con la Madre Patria por la nacionalidad heredada de progenitores y abuelos.

[Total:0    Promedio:0/5]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

LO MAS NUEVO